Torneo Escolar de Debate

Análisis del debate Hamon vs. Valls. Las primarias francesas.

Nuestros jueces han traspasado fronteras. Jorge Méndez está viviendo en el país galo y como apasionado del debate, nos envía su visión sobre el debate entre los dos candidatos franceses a la presidencia.


El vértigo hacia el Elíseo

debate Valls HamonEl domingo 29 de enero tendrá lugar la 2ª vuelta en las primarias del Parti Socialiste (PS) de Francia en las que se disputan la candidatura para las Elecciones Presidenciales de Mayo.

Los candidatos son Manuel Valls y Benoît Hamon, representando dos corrientes radicalmente opuestas. En primer lugar, Manuel Valls ha sido Consejero Regional de la Isla de Francia, Concejal en Argenteuil, Vicealcalde de Argenteuil, Concejal de Évry, Diputado Nacional, Alcalde de Évry, Ministro del Interior durante 2 años y Primer Ministro de Francia durante los 2 últimos, representando uno de los iconos más importantes del partido y hasta hace unos meses del Gobierno, y por tanto siendo susceptible de todo tipo de críticas que versan sobre su gestión durante el tiempo en que François Hollande ha sido Presidente. De otra parte, Benoît Hamon ha sido asesor de Lionel Jospin y Martine Aubry en los años 90, Diputado del Parlamento Europeo durante 5 años, Diputado de la Asamblea Nacional, Responsable de Consumo durante 2 años y Ministro de Educación durante apenas 5 meses terminando por dimitir por su disconformidad por la política de austeridad que se estaba llevando a cabo en el país. Por tanto, representa un ala más a la izquierda dentro del PS.

A lo largo de esta semana se han visto reflejados dos modelos de política y economía muy diferentes, pero con un gran respeto entre contrincante, cosa que es de agradecer en el mundo de la oratoria y a nivel global en el que se está empezando a sembrar odio desde algunos atriles, sitio que debe ser el templo de la palabra, el discurso y el respeto y que nada tenga que ver con el insulto, la difamación y la calumnia.

El pasado 25 de enero fue televisado el debate entre los candidatos a las primarias denotando el claro interés que tiene en Francia la política si lo comparamos con países como España en que las primarias en aquellos partidos que las tienen son meras cuestiones ceremoniales e internas en las que la sociedad no suele tomar parte desde casa. En principio, el PS se va a enfrentar a una derrota monumental en mayo y ninguna encuesta vaticina que puedan llegar a medirse en la 2ª vuelta, quedando la izquierda francesa por detrás de François Fillon y Marine Le Pen. Frente a toda esta presión y vértigo hacia el Elíseo, los candidatos se mostraron bastante lúcidos, cómodos y tranquilos afirmando que pueden ganar dentro de su partido y fuera de él en mayo.

Una vez hechas estas aclaraciones sobre el panorama francés hay que entrar de lleno en el debate. Ambos candidatos llevaban una vestimenta bastante parecida y tradicional. La corbata de Valls era algo más clara que la de su contrincante y quizás le dio algo más de serenidad y un toque más desenfadado y menos encogido. En cuanto a la puesta en escena, ambos tenían un atril y me sorprendió gratamente que todo lo que dijeron durante las 2 horas de debate venía estudiado de casa porque no leyeron. Esto indica que es costumbre tener un discurso interiorizado y eso les da una mayor fuerza en su ponencia puesto que demuestran que no necesitan leer un papel para transmitir a la sociedad qué medidas tienen en mente para su país. Sin embargo, este sistema tiene una pega: no utilizar ningún tipo de gráfica, cuadro comparativo… que a Manuel Valls le hubiera venido muy bien para refutar a Benoît Hamon todas las afirmaciones que hizo sobre el poco éxito del Gobierno sobre las que tampoco aportó ninguna fuente. Por tanto, en ese ámbito parece que en España estamos más concienciados ya que se suele citar a la fuente y la puesta en escena con ese tipo de ilustraciones es más elegante.

Por otro lado, me llamó la atención cómo al refutar se referían diciendo “Manuel ha dicho” o “Benoît ha dicho”, sin llamarse de usted y por el apellido como ocurre en otros países.

Por último, en palabras de Manuel Campo Vidal el minuto de oro de un candidato es el momento del debate en el que pide el voto a la gente. En este caso, las intervenciones fueron algo más largas de un minuto y eso hace que pueda perder el interés teniendo en cuenta que los telespectadores e internautas llevaban dos horas siguiendo el debate. Por otro lado, la técnica no la tienen tan pulida como en España. En el caso de Hamon, su última intervención fue bastante más pobre que el resto de sus ponencias, probablemente porque se había quedado sin recursos literarios y sin argumentos para pedir el voto, llegando a repetir algunas palabras en menos de 10 segundos. En el caso de Valls, empezó a resultar algo más convincente que su contrincante cuanto le quedaban apenas 20 segundos, momento en que de forma algo emocionada pidió el voto porque quería convencer, poner su valor, su experiencia en el corazón de los franceses y diciendo que gobernar significa tomar decisiones y tener responsabilidades.

Por tanto, fue un debate muy agradable en cuanto a formato, al dividirse en bloques muy concretos, pero algo mejorable en cuanto a las formas utilizadas por ambos candidatos. Ambos podrían haber resultado más convincentes si hubieran utilizado técnicas que siempre les agradecemos a los equipos que participan en el Torneo Escolar de Debate. Al parecer los políticos también pueden mejorar. Nadie nació sabiendo.

3 respuestas en "Análisis del debate Hamon vs. Valls. Las primarias francesas."

  1. Que aprendan técnicas, como los universitarios. Pero aún así Manuel Valls y Benoît Hamon lo van a tener difícil está vez.
    Saludos.

  2. Ufff. Quiero decir que lo van a tener difícil esta vez.

  3. Buen analisis!!

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2017 Anexa Consultoría